sábado, 6 de agosto de 2011

Avalan estadio Rayado (El Norte)


Por Perla Martínez

Aprueba Semarnat proyecto. Supera la obra de Dls. 200 millones último gran trámite, tres años después de anuncio inicial

(6 agosto 2011).- Casi tres años después del anuncio inicial del proyecto y luego de un proceso cargado de trabas y polémica, el nuevo Estadio de Futbol Monterrey libró ayer su último gran trámite para iniciar su construcción en La Pastora, en Guadalupe.

La Secretaría del Medio Ambiente federal (Semarnat) aprobó la manifestación de impacto ambiental y el cambio de uso de suelo del predio donde se desarrollará el estadio de Rayados, pero estableció algunas condicionantes que permitan conservar la flora y la fauna.

La dependencia fijó un plazo de hasta 165 días para el cumplimiento de estas medidas, pero con posibilidad de extenderse a petición del solicitante.

A Femsa, empresa propietaria de Rayados, le quedaría pendiente tramitar ante el municipio de Guadalupe los permisos de construcción y ante el Gobierno del Estado el de impacto ambiental, pero ambas autoridades han externando su apoyo total al proyecto.

La obra se desarrollará en un predio de 24 hectáreas con una inversión de Femsa de unos 200 millones de dólares.

José González Ornelas, presidente del Consejo de Administración de Rayados, dijo anoche que están muy contentos por la autorización del proyecto.

"Estamos muy contentos, realmente muy felices de que las autoridades de Semarnat hayan dado la autorización del nuevo estadio", expresó.

"Es algo que buscábamos y esperábamos y, finalmente, se logró".

González Ornelas consideró que las condiciones que les marca la Semarnat en su resolución sobre el impacto ambiental y el cambio de uso de suelo son normales en este tipo de proyectos.

"Nos piden garantizar el cuidado del entorno, la flora, la fauna.

"Son condiciones que considero normales, sobre todo en proyectos de esta magnitud", señaló. "Vamos a revisarlas y a implementar las medidas para cumplirlas".

Originalmente se esperaba inaugurar el nuevo estadio en el segundo trimestre de este año, pero ahora Femsa apenas se dispone a iniciar los trabajos.

"Vamos a revisar bien lo que nos pide Semarnat y en los próximos días estaremos en posibilidad de dar más detalles, como la fecha tentativa de inicio de la obra", expresó.

Algunas de las condicionantes de la autoridad federal es que la empresa a cargo de los trabajos tenga personal capacitado para la reubicación de las especies que se encuentran en el polígono a desarrollar, que no haya saqueo de flora y fauna silvestre, así como que en un plazo de 30 días presente un plan de reforestación y forestación con especies nativas.

"El promovente... deberá asignar en los diferentes frentes de trabajo a personal capacitado, que en campo rescaten a los individuos de fauna presentes en el sitio que pudieran estar en riesgo por las acciones del proyecto y los reubique en áreas previamente seleccionadas bajo criterios técnicos y biológicos", señala el resolutivo en el apartado de condicionantes.

Desde que se anunció en septiembre del 2008, el proyecto ha tenido que superar trámites en el Congreso local y en la Semarnat, así como la oposición de vecinos de Guadalupe y grupos ambientalistas.

Apenas en marzo, la Semarnat desechó la primera solicitud de
Femsa debido a un supuesto error en las coordenadas del predio, por lo que en mayo se tuvo que reponer el trámite, que ayer concluyó.

El documento de la Semarnat revelado ayer consta de 35 hojas y está firmado por la delegada Brenda Sánchez.

"No se prevén impactos ambientales adversos significativos, debido a que el proyecto no se encuentra dentro de ninguna Área Natural Protegida de carácter federal, estatal o municipal", dice el texto, "así como tampoco se encuentra dentro de ninguna región terrestre prioritaria, área de importancia para la conservación de las aves, unidad de gestión ambiental, programa de ordenamiento ecológico territorial y/o región hidrológica prioritaria".

Apenas ayer por la mañana, en rueda de prensa, el Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de Nuevo León de la Semarnat recomendó a esta dependencia federal negar los permisos a la empresa promotora.

"Aquí la principal afectación es al Río La Silla", explicó Jorge Ortiz Mena, coordinador del consejo ciudadano.

"Las áreas boscosas que están captando buena cantidad de mantos freáticos tienen una interrelación con el bosque. Hay situaciones de riesgo para vecinos por inundaciones".




Dan sí, pero...

La Semarnat aprobó el estadio con condiciones:

· Aplicar programa de reforestación con plantas nativas.

· Evitar el saqueo de flora y fauna silvestre.

· Desarrollar plan de manejo de residuos ambientales.







Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo

Fecha de publicación: 6 agosto 2011

3 comentarios:

  1. Y mis sabinos queridos de 400 años también los van a reubicar?...

    ResponderEliminar
  2. esto no puede ser, estoy muy triste, como nos podemos defender?

    ResponderEliminar